Firma electrónica en México


El tema se distingue rápidamente como materia ordinaria en la vida de empresas y organizaciones. La razón es clara, la disposición oficial de expedir de manera electrónica comprobantes fiscales. La facturación electrónica ha traído a la mesa, como referencia obligada, a la firma electrónica.

En concepto, la Firma Electrónica es un conjunto de datos digitales. Su utilidad es identificar al autor de un mensaje o petición electrónica.

Entre las más atractivas características de la firma electrónica encontraremos que, la violación o alteración de los datos es imposible, puesto que se encuentra protegida por mecanismos criptográficos, es decir, un conjunto de procesos matemáticos que respaldan la integridad y la seguridad de los datos. Usando las instancias de validación adecuadas, puede conocerse si la firma corresponde o no a un emisor válido.

En el ambiente general, en México, se percibe que la única justificación de la Firma Electrónica y los Certificados Digitales es el tema fiscal, pero aún hay mucho camino por avanzar. El que la firma electrónica lograse la calidad de identificador personal oficial, recortaría enormemente las distancias, los tiempos y la seguridad en términos de negocio, legal o en cualquier asunto que requiriera la validación de tu firma autógrafa para corroborar tu aprobación o conocimiento sobre un tema.

Podemos numerar una larga lista de asuntos que podrían ver solución con solo adjuntar tu firma electrónica a una plataforma que sustente la ratificación de los datos. Sesiones a distancia entre accionistas asociados, firma de documentos notariales, validar contratos, firmar la boleta escolar de tus hijos, entre otros, son ejemplos de alcances simples de la Firma Electrónica.

A pesar de que las reformas federales contemplan la validez jurídica de la firma electrónica, las empresas mexicanas requieren de la motivación para cambiar la forma de hacer negocios y poner en práctica a las nuevas tecnologías y sus ventajas en las estrategias de negocio. Seguramente, la facturación electrónica es un muy buen argumento que impulsará al uso de estas nuevas alternativas.

Dada la delicadeza del tema, antes de avanzar en camino a los múltiples beneficios de la Firma Electrónica y los Certificados Digitales, debemos contemplar a detalle una estricta planeación y un óptimo diseño en los ámbitos referidos a seguridad.


Valid XHTML 1.0 Strict