Internet: patrimonio global


Internet ya es un bien al alcance del 32.5 % de los seres humanos. Esto nos lo explica la Comisión de Banda Ancha de la ONU, junto con la Comisión sobre Banda Ancha para el Desarrollo Digital de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), quienes presentaron el primer informe “Estado de Banda Ancha 2012: Lograr la inclusión digital para todos” en el cual se detalla el alcance y penetración que Internet ha adquirido en 117 países de los 5 continentes.

De acuerdo al reporte, existen solo 60 países en el mundo donde al menos 50% de su población logran tener acceso a Internet, destacando la zona nórdica. Islandia, Noruega, Dinamarca Suecia, Países Bajos y Luxemburgo han puesto al alcance del 90% de sus habitantes la conexión a la red. En un nivel bastante aceptable y con más del 75% de población conectada a la red, se encuentran Francia, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Alemania, el Reino Unido, Estados Unidos y Japón.

En el reporte se distingue que en el 2011, se presentó un aumento de casi el doble de conexiones a la banda ancha por medio de dispositivos móviles. A principios de 2012, el número de suscriptores a teléfonos móviles superaron los 6,000 millones.

La humanidad progresa en los rubros de la ciencia y la tecnología a pasos agigantados, los alcances universales podrían ser beneficios alcanzables al género humano completo, pero la distribución sucede de manera desigual. Etiopía, Birmania y Timor Oriental tienen un porcentaje menor al 1% de su población enlazada a Internet.

En América Latina, el promedio de población conectada a Internet es de 35.1%, lo cual reveladoramente pone a la zona por encima del promedio mundial de 32.4 %. Chile se ubicó como el país que más usuarios de Internet tiene en América Latina, con el 59.9% de su población conectada, le siguió Brasil, Panamá, Costa Rica y Colombia.

UIT presentó un sumario de medidas dirigidas a los gobiernos para que tomen acción en fortalecer el crecimiento del acceso a la banda ancha, como evitar lo monopolización, actualizar la infraestructura e implementar políticas de regulación, suministrar acceso a comunidades de bajo nivel económico, entre otras.

Los beneficios que brinda el Internet, especialmente el conocimiento, deben ser un patrimonio conquistado para cada comunidad y cada individuo que componen a la humanidad.


Valid XHTML 1.0 Strict